Promoción Cambio Escobillas

No olvides cambiar tus escobillas con un descuento del 20%

*Oferta válida del 1 de junio hasta el 31 de agosto en todos los modelos.

Tener una buena visibilidad mientras conducimos es básico para nuestra seguridad. El 90% de la información que recibimos cuando estamos circulando nos llega a través de la vista, la inmensa mayoría, a través del parabrisas y del resto de los cristales de nuestro vehículo. Por eso, es muy importante llevar las escobillas de los limpiaparabrisas en óptimas condiciones, así como asegurarnos de que estos elementos funcionan a la perfección (sin olvidarnos de tener siempre lleno el depósito del líquido correspondiente).

Se trata de un elemento esencial en la seguridad del vehículo ya que su buen estado garantizará la visibilidad del conductor. Lo más recomendable es sustituir las escobillas una vez al año, aunque depende del uso que se haga de ellas o las condiciones con las que te encuentres, pueden presentar algunos signos que nos indiquen que es hora de cambiarlas.

Si no limpian bien

Si las escobillas no limpian correctamente el parabrisas es porque el brazo portaescobillas no está suficientemente sujeto ni presionado contra el cristal y por eso el viento las levanta de la superficie y deja pasar la suciedad. Si ves que esto ocurre debes volverlos a colocar bien para solucionar el problema.

Estrías

Asimismo, es común que cuando tienen cortes en la superficie del caucho dejen estrías en su recorrido.

Fisura o rugosidad 

Otra señal que te indica que debes sustituir este elemento es cuando pasas la mano por la goma de la escobilla y notes que tiene algún tipo de fisura o rugosidad.

Si hacen ruido

Si escuchas algún ruido extraño cuando funcionan los limpiaparabrisas es que algo no va bien. Normalmente, en estas situaciones el problema se encuentra en que las escobillas hacen demasiada presión sobre el cristal o que la goma está deteriorada. Según la cadena de talleres Midas esto se da con el paso del tiempo, los cambios de temperatura o la suciedad del ambiente que provocan un desajuste en la posición de la escobilla y el brazo que la sujeta.

El cristal se empaña 

También deberás cambiarlas si el cristal exterior se empaña, ya que esto se debe a que el caucho se ha endurecido y no gira como debería hacerlo.

Solicita una cita previa hoy mismo

Ver horarios disponibles