Por: Ana Vargas Moreno de Cala

EmocionArte

...la emoción lo facilita todo!!! Pero la emoción se vive, no se lee, porque no es lo mismo contarlo que sentirlo… ÉQUMA Terapias Ecuestres presenta su proyecto EmocionArte. ¿Qué son las terapias Ecuestres? La mejor manera de describirlas es a través de quién las recibe: “El movimiento del caballo me permite tener esa sensación de caminar, esos olores y texturas característicos del mundo del caballo, me sumergen en un maravilloso viaje de emociones, que no se ven, se sienten… Todo esto es posible con el caballo como facilitador y el trabajo de un equipo de profesionales de la neurorrehabilitación” testimonio de una de nuestras pacientes, con parálisis cerebral, que asiste semanalmente a una sesión conjunta con su fisioterapeuta y neuropsicóloga. Apasionados de su trabajo, lo suficientemente locos como para cambiar el mundo con su ímpetu y tesón; porque cuando tu trabajo es tu pasión y el único objetivo es poder ayudar, lo demás, sale solo, y es así, cómo conseguimos que el mundo, en ese momento, sea un poco mejor. ¿Cómo ayuda un caballo? El caballo ofrece beneficios físicos y psicológicos que, a través de las terapias ecuestres, se orientan en función de las necesidades de cada paciente, pudiendo lograr avances de acuerdo a los objetivos que el equipo de profesionales considere prioritarios. El calor corporal y su gran tamaño, transmiten protección y solidez. Estimula la concentración y la motivación, colabora en el aumento de la autoestima y la capacidad de percibir estímulos. Promueven el autocontrol y cumplimiento de las normas de seguridad, dado el respeto que infunden. El caballo está dotado de una extraordinaria sensibilidad para la percepción de lo que le rodea. Es capaz de aceptarnos tal y como somos y es por ello que siempre se va a establecer una relación sincera entre el caballo y el paciente. Los caballos no mienten, ni manipulan, ni tienen ego, ni esconden sentimientos, no juzgan, pero si reaccionan de inmediato sobre lo que perciben, y reflejan de forma directa cómo estamos y cómo somos, son como un espejo. Siempre están disponibles y, con su carácter tan dócil, nos aportan calma y seguridad, así como despiertan en nosotros interés y preocupación por su bienestar. No exigen altos niveles de competencia social ni verbal, de manera que nos permiten interactuar con ellos de un modo más puro. ¿Qué queremos lograr con el Proyecto Hyundai? Con este proyecto queremos becar los tratamientos de neurorrehabilitación con caballos a personas con escasos recursos económicos. Conseguiremos así poner al alcance de todos, las intervenciones asistidas con caballos, mejorando la calidad de vida de los pacientes y favoreciendo a través del movimiento y el contacto con el animal, una mejora en sus distintas áreas del neurodesarrollo. Con la dotación de este proyecto podríamos becar el 100% de 4 tratamientos (4 pacientes) de 8 meses de duración, de Octubre a Mayo, ambos inclusive. Para la dotación de las becas, cada paciente debe reunir unos requisitos tanto médicos como socioeconómicos y así garantizar que es un paciente susceptible de ser becado. Se trata de llegar a colectivos médicamente necesitados y con escasos recursos económicos que de otra manera no pueden acceder a estos tratamientos. “El mundo, ahora, más que nunca, necesita urgentemente, personas que amen lo que hacen”.

¿Cómo nació la idea?

La idea nace de la combinación de mis dos grandes pasiones, la psicología y el mundo del caballo; y son las intervenciones asistidas con caballos, las que lo hacen posible.

¿Cómo contribuye a un mundo mejor?

Carta de una familia... ÉQUMA “Amigos de lo Imposible” En una ocasión le dije a Ana (psicóloga de ÉQUMA), que Piruleta, sin el don de la palabra, enseña a Pablo el valor de la amistad, la aceptación…el trabajo en equipo, porque cuando Pablo está en contacto con ella, no ve a Piruleta como un animal, como un caballo, sino a una compañera que le ayuda a que fluyan sus frustraciones, a ponerle nombre a sus emociones, una compañera con la que jugar y con la que compartir, de algún modo, cada experiencia que vive con ella deja huella en la forma de actuar, de sentir, de pensar de Pablo. Existe una conexión entre ellos que no les hacen falta las palabras para comprenderse, tienen feeling!. Pablo ha aprendido a interpretar el lenguaje de su caballo y cada día se conocen más. Cuando Pablo le echa los brazos a Piruleta, sin saberlo le está diciendo “te quiero porque me estás ayudando”, cómo un pequeño gesto puede significar tanto! Y así es, gracias a las sesiones de terapia, Pablo aprende cosas nuevas cada día, planificación, razonamiento, memoria de trabajo… y a su vez, algo tan importante como habilidades sociales, respeto, empatía, autocontrol…gracias a todas y cada una de las tareas que se programan para él, y lo más importante, siempre a través de la interacción y el juego con su caballo. Hay sesiones, que en estos “juegos” formamos parte la familia, somos un equipo! y de forma divertida aprendemos de nuestros errores, aprendemos a modificar nuestras conductas, granito a granito nos llevamos a casa experiencias que nos ayudan a tener mejores relaciones afectivas entre nosotros. En definitiva, nos ayudan a ser mejores personas. Son más de dos años los que llevamos en ÉQUMA y solo tengo palabras de agradecimiento, desde el minuto uno te sientes que formas partes de ellos y que ellos forman parte de nosotros, hacen suyas nuestras preocupaciones e inquietudes, te apoyan y te arropan, siempre te ofrecen la mejor solución, yo diría que para ÉQUMA la única lucha que se pierde es la que se abandona y con esa idea nos vamos a casa todas y cada una de las veces que terminamos la sesión. Siento una gran admiración al ver con la entrega, pasión y dedicación que ponen en todo lo que hacen, regalan magia! Ellos dicen que “cuando tu trabajo te hace estar vivo todos los días, es que eres una persona afortunada”, no hay mejor frase para describir el lado humano de ÉQUMA. ÉQUMA, gracias por todo y por tanto.

¿A quién ayudas?

A quien lo necesite; trabajamos principalmente con población pediátrica.

¿Te ayuda más gente?

Dependiendo del paciente, es necesario que las sesiones se lleven a cabo con más profesionales. Somos un gran equipo, formado por diferentes profesionales del ámbito de la salud: fisioterapeutas, expertos en terapias ecuestres, neuropsicólogos.

¿Colaboras con alguna organización o empresa?

Con la Asociación ÉQUMA Terapias Ecuestres

Ver más proyectos

Por: Ruth Candela

No poder hablar no significa no tener nada que decir

Por: Silvia Castillo Hernández

EL PLÁSTICO COMO HERRAMIENTA DE CAMBIO

Por: Marisol Fernández Puyot

Jornadas de empoderamiento, bienestar personal, y asertividad, para afectados por la crisis del coro

Esta web utiliza cookies propias para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navergar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes conocer mejor nuestra Política de Cookies pinchando aquí.